martes, 22 de abril de 2014

Programa de las fiestas del templo del Señor de la Misericordia


Este próximo viernes comienzan las fiestas patronales del templo del Señor de la Misericordia, uno de los más nuevos de Autlán. Para este año los organizadores incluyeron, además de los festejos religiosos, algunos eventos artísticos para complementar su programa, de seis días de duración.
Este es el programa completo:

Viernes 25 de abril:
20:00 hrs: Ágape fraterno (convivencia con cena de traje).

Sábado 26 de abril:
20:00 hrs: Grupo de baile flamenco Sacromonte.

Domingo 27 de abril:
20:00 hrs: Concierto del dueto Santa Catalina.

Lunes 28 de abril:
20:00 hrs: Presentación de la Sonora Versátil Michel.

Martes 29 de abril:
20:00 hrs: Presentación del grupo Jazz Gym de Mónica Ballesteros y de la estudiantina del Seminario.

Miércoles 30 de abril:
20:00 hrs: Kermesse amenizada por el mariachi Perla de Occidente.
22:30 hrs: Quema de castillo.

lunes, 21 de abril de 2014

Sacrilegio en el jardín de Las Montañas


Según cuentan algunos ancianos, durante el conflicto cristero ocurrió en esta fuente de piedra, que aún se conserva en el jardín de Las Montañas, un acto de burla contra la imagen de san Francisco que se encontraba en el interior del templo contiguo, cometido por soldados federales.
Un grupo de cuatro de estos soldados, que estaban en su día libre, había salido ese día a divertirse en una de las cantinas del pueblo. Después de pasar ahí el día, bebiendo del pulque y mezcal que se ofrecía en el lugar y que acabó haciendo su efecto natural en la conciencia de los militares, salieron a la frescura de la tarde en el barrio de Las Montañas.
Como todavía era temprano, al pasar por el templo, entonces cerrado, se les ocurrió hacerle una visita. Forzaron la cerradura de la puerta que da al poniente y entraron, cometiendo toda clase de estropicios con el mobiliario y los ornamentos del templo. Para terminar, mofándose de la delgadez de la figura de san Francisco que había en ese lugar, la bajaron de su nicho y la llevaron en vilo hasta la fuente de piedra, donde la arrojaron al agua.
Al grito de "¡´Tas muy flaco, has de tener sed!", "¡´Ora sí, hártate de agua!", y otras exclamaciones similares, sumergían una y otra vez al santo, hasta que se aburrieron y lo abandonaron, maltrecho y empapado.
Ese fue el último día franco de los alegres soldados y la última vez que se divirtieron tanto. En pocos días los cuatro perdieron la vida en circunstancias extrañas y penosas: como ejemplo ponemos la muerte de uno de ellos, que un día amaneció con una terrible sed que no se calmaba por más cántaros de agua que bebió y que ocasionaron que, antes de que se apagara su sed, reventaran sus órganos internos por la enorme cantidad de líquido.


Basado en la historia referida por doña Esther Gómez Lazareno, nacida en 1917.

domingo, 20 de abril de 2014

A Talpa por la sierra de Cacoma


Aunque Autlán es un pueblo mayoritariamente católico, las celebraciones religiosas no son precisamente las más importantes del calendario. No hay unas fiestas patronales o fechas significativas relacionadas con la religión que puedan rivalizar, en cuanto a convocatoria e interés, con el Carnaval.
Sin embargo, estas fiestas religiosas tampoco pasan desapercibidas. Para cada una existen formas de festejar muy específicas y que año con año se repiten, lo que las mantiene vigentes y con cabal salud. Por ejemplo, una de las tradiciones autlenses en torno a la Semana Santa es la de organizar viajes a Talpa en diferentes medios de transporte, utilizando el antiguo camino que atraviesa la sierra de Cacoma.
Estos viajes se realizan en grupos, que pueden hacerlo a pie, a caballo, en motocicleta o en cualquier vehículo adecuado para la sierra.
Quienes hacen el viaje a pie parten, por lo general, en la madrugada del miércoles de la Semana Santa, desde el templo de San José en el barrio de Los Arquitos. Antes, en los primeros días de la semana (y aún antes), prepararon alimentos y bebidas para tres días, mismos que cargan en una camioneta que los antecede en el viaje y los espera en los puntos que previamente establecieron como lugares de descanso. Estos suelen ser Neverías, Las Iglesias, El Cilacayote y La Cumbre, para de ahí bajar por fin a Talpa.
El viaje termina generalmente el sábado por la mañana, cuando llegan a la basílica de Talpa a oír misa después de tres días cabales de camino. Cuando uno habla con los peregrinos que hacen este viaje se da cuenta de que entre sus motivaciones está la devoción hacia la imagen de la virgen de Talpa pero también, y no en menor medida, la fascinación que les causa la belleza de los paisajes serranos, que presumen en fotografías cuando regresan a Autlán, y la amistad que se refuerza con la convivencia fraterna al hacerle frente a las incomodidades del camino.
Tal vez por no ser una “tradición en riesgo de desaparecer” o que haya que “rescatar”, pocas personas fuera de los grupos de peregrinos le dan mucha importancia a esta costumbre, que forma una parte importante de nuestra cultura religiosa.

jueves, 17 de abril de 2014

Ingeniero Manuel Montaño



"Mire usted, desde mis tiempos de la Facultad de Ciencias Químicas de México, D.F., siempre he pensado que la rutina es lo que más destruye al hombre. En cambio, el enfrentarse a problemas siempre nuevos y cambiantes fortalece la vitalidad y le da sentido a mi vida."

Originario del Distrito Federal, el ingeniero Manuel Montaño inició su carrera trabajando en plantas metalúrgicas donde se procesaban minerales como oro y plata, entre otros, para continuar una prolífica carrera como químico metalúrgico de manera independiente, siendo uno de los primeros mexicanos que trabajaron como asesores de compañías mineras, a mediados del siglo XX.
En este momento de su vida inició su relación con Autlán, cuando el ingeniero Salvador Treviño, de la recién creada Compañía Minera Autlán, lo contactó en 1953 para pedirle asesoría para implantar una manera más eficiente de pepenar el manganeso de la mina de San Francisco. Aquí diseñó una banda en la que se transportaba el mineral extraído muy lentamente, contratando jóvenes para que pepenaran las piedras con manganeso directamente de la banda.
Este sistema se mejoró con otra solución del ingeniero Montaño: para seleccionar el material por flotación, en 1956 se instaló en la mina de San Francisco la Planta de Medio Pesado, que funcionaba "pasando el mineral por una mezcla de agua y ferrosilicio finamente pulverizado, espesa como el atole, cuya densidad es mayor que la de la ganga (material de desecho) por lo que la hace flotar, mientras que el mineral con 3.2 de densidad o más se sumerge."
En los años 60 las operaciones de la Compañía Minera Autlán se trasladaron en su totalidad al estado de Hidalgo, donde continuó el crecimiento de la empresa. El ingeniero Montaño siguió asesorándola por muchos años; allá diseñó sistemas de selección de mineral novedosos, ante la necesidad de procesar manganeso con características distintas a las del que se extraía en Autlán.
Instaló, por ejemplo, un sistema de selección granulométrica, que consistía en pasar el mineral por unas parrillas mientras se pulsaba agua desde abajo, de manera que solamente quedara el que tuviera la calidad y el tamaño requerido. También logró subir a 43%  la ley del mineral que se extraía en la nueva mina mediante un sistema de calcinación también diseñado por él, sistema del que nació el horno de nodulización con el que se benefició el manganeso en los siguientes años.
El ingeniero Manuel Montaño, como podemos ver, fue una pieza importante de la Compañía Minera Autlán, que a su vez constituyó un parteaguas en la historia de Autlán.


Fuente:
Artículo Vivir es Crear, de Miguel Carlos Olmedo, publicado en la revista Informina.
Agradecemos al señor Javier Mardueño Soltero por proporcionarnos esta la información para este artículo.

martes, 15 de abril de 2014

Programa de la Judea de Ahuacapán 2014


Este jueves comienzan las actividades de la quinta edición de la Judea de Ahuacapán, que se desarrollará conforme al siguiente programa:

Jueves 17 de abril:
19:00 hrs: Ceremonia de lavatorio de pies dentro del templo de santa Catarina.
20:00 hrs: Representación teatral de la última cena, en el atrio del templo.
21:30 hrs: Presentación de la Orquesta Típica de Autlán.

Viernes 18 de abril:
10:30 hrs: Inicio del Viacrucis Viviente, representado por el grupo de teatro seglar San Ignacio de Loyola, de Guadalajara, por las calles de Ahuacapán.
19:00 hrs: Celebración religiosa de la pasión de Cristo.

Sábado 19 de abril: 
18:00 hrs: Concurso gastronómico en la explanada del templo de santa Catarina.
19:30 hrs: Misa del fuego nuevo.
20:30 hrs: Representación teatral de la resurrección de Cristo en la explanada del templo.
21:45 hrs: Concierto del cantante Álvaro Morán.
22:45 hrs: Quema de Judas y de juegos pirotécnicos.

lunes, 14 de abril de 2014

Lexicón autlense 8: Tilanga



Tilanga es un sustantivo de uso común en Autlán y la región para nombrar a un pedazo de tela, por lo general raído y de poco valor que, al haber pasado sus mejores tiempos, es ahora utilizado para sacudir. Por extensión se le llama así también a la ropa ya muy usada y/o de mala calidad.
También, usándola como adjetivo, sirve para definir a una persona malintencionada, incapaz de ayudar de alguna manera a su prójimo pero sí lista para perjudicarlo a la menor oportunidad. Aunque en este uso la palabra tilanga es ampliamente superada por su sinónimo garra, hay una frase que se escucha comúnmente (¡Garra, tilanga meada!) y que las reúne a las dos magistralmente.
Hay todavía otro uso para tilanga, igual de despectivo que el anterior: se usa como sinónimo de mujer, cuando se tiene la intención de sobajar hasta el insulto a la persona que se le aplica ("La tilanga de la tienda no me quiso fiar"). El rencor y las ganas de destacar la fealdad de la mujer son las principales motivaciones para este uso de tilanga.
En otras regiones de México se usa en lugar de tilanga la palabra tirlanga, aunque ninguna de las dos está registrada en el diccionario de la RAE. Curiosamente, tilanga también se usa en el portugués de Brasil, para nombrar a una mujer sumamente fea.

domingo, 13 de abril de 2014

Domingo en el centro de Autlán

La mañana de este domingo fue bastante entretenida en lo que algunos llaman el centro histórico de Autlán. Quienes pasamos por ahí tuvimos, como no sucedía desde hace mucho, algunos motivos para quedarnos un rato.


En el portal Hidalgo, después de nueve meses de ausencia, estuvieron exponiendo y pintando dos de los integrantes del grupo de pintores Portales del Arte, Magaly Hernández y Ricardo Zorrero. Ellos llevaron esta vez 13 cuadros terminados, de diferentes temas y técnicas, y estuvieron trabajando en otro par, entre retratos, paisajes y otros.


En el jardín Hidalgo, en una de las bancas que quedan frente a la presidencia, estuvo tocando desde mediodía una batucada integrada por ocho percusionistas, algunos de los cuales ya antes habían estado tocando en este jardín los domingos en la mañana. Ellos ensayan y preparan sus instrumentos en Autlán y sus integrantes viven en distintos pueblos de la región. Aquí se puede ver un breve video de este grupo.


En la calle Jesús Gudiño, al otro costado del jardín Hidalgo, se establecieron algunos puestos, algunos de ellos de venta de artesanías, en hoja de maíz y tejidos.
Entre todos ellos le dieron un toque de alegría y color a la mañana dominical del centro de Autlán.

domingo, 6 de abril de 2014

Exposición Emociones en el Museo Regional



Desde el pasado viernes 4 de abril y hasta el 27 de este mes está disponible en el salón de usos múltiples del Museo Regional la exposición Emociones del colectivo de fotógrafos Coto 64. La exposición consta de 37 placas, realizadas por 7 autores.


El título de la exposición se refiere al tema de todas las fotos, que muestran, casi siempre mediante retratos, la expresión de un espectro muy amplio de sentimientos, estados de ánimo o emociones. Aunque hay puntos en común, como el uso del blanco y negro o de iluminaciones tenues en la mayoría de las fotos, cada autor se distingue del resto por el tipo de emociones que retrata y por la forma de hacerlo, desde el retrato como tal hasta fotos de conjunto, con paisajes de fondo o incluso sin él, con altos o muy bajos contrastes.


Los expositores que participan en Emociones son Juliana García Téllez, Ángel González, Perla Mardueño, Carlos Pacheco, Lorena Toledo, César Alejandro Rodríguez Maldonado y César Rodríguez Quintero, la mayoría ya con una carrera profesional y reconocida dentro de la footgrafía.

domingo, 30 de marzo de 2014

Abel Uribe, pionero de la investigación científica en Autlán



Don Abel Uribe Salazar nació el 24 de marzo de 1852 en Guadalajara, aunque vivió en Autlán desde el año 1877 hasta su muerte.
Además de ser empresario, el primero en atreverse a instalar una fábrica de ladrillos ingleses, una de mosaicos y otra de bebidas gaseosas en Autlán, fue líder político y benefactor del pueblo como promotor de la construcción del ahora llamado jardín Constitución y como organizador de los festejos del Centenario de la Independencia. Sin embargo, su actividad más interesante fue la de investigador: con los limitados recursos con que contaba en el pueblo investigó de forma científica la flora de la región, produciendo en su propio laboratorio algunos precursores de medicinas de patente.
Según el libro Ciudadanos Distinguidos de Autlán, publicado por el Ayuntamiento de Autlán en 2002, Abel Uribe fue el descubridor de la papaína, una enzima que puede extraerse de la papaya y que tiene varios usos en medicina, recibiendo un reconocimiento de la Universidad Pontificia del Vaticano por este descubrimiento y por su investigación de las propiedades medicinales de las plantas de la región.
Llevó también un detallado registro científico de las condiciones climatológicas de la región en las primeras décadas del siglo XX (precipitaciones, presión atmosférica, temperatura), que desafortunadamente se perdió a su muerte, al ser desechado como basura por quienes ocuparon la que fuera su casa.
No debemos dejar que siga en el olvido el que seguramente fue el primer investigador científico de esta región, donde esta actividad ha visto un creciente auge desde la llegada de la Universidad de Guadalajara.

sábado, 29 de marzo de 2014

Magdalena y Luis en la reapertura de la Casa Morumbí



La noche de este viernes, con un concierto de música popular mexicana, regresó la actividad a la Casa Morumbí después de un receso de un año. El concierto estuvo a cargo del dueto Magdalena y Luis, comenzó a las 20:40 hrs. y registró una asistencia de unas 80 personas.
Magdalena y Luis, originarios de Arandas, iniciaron la velada con un corrido de un personaje de aquel lugar: Polino Guerrero, de Heriberto García Medina. Enseguida, y por casi un par de horas, interpretaron piezas no muy conocidas de autores como Chucho Martínez Gil, Fernando Z. Maldonado, Martín Urieta, José Alfredo Jiménez y uno de los favoritos de Autlán, Pancho Madrigal, todo a dos voces y con el acompañamiento de una guitarra.
El ambiente que formó el dueto, más que de un concierto, se acercó más al de una reunión de amigos, con un constante diálogo entre los cantantes y el público y hasta la participación de personas que acudieron como espectadores cantando alguna pieza.
La Casa Morumbí no realizaba su acostumbrado evento de último viernes de mes desde el 22 de marzo de 2013, cuando se presentó aquí el cantante Alberto Preciado. En CulturAutlán celebramos esta reapertura, que ayudará a animar la vida cultural del pueblo.

domingo, 23 de marzo de 2014

"No me agradezcan la visita" en la Casa de la Cultura

Yo soy un caballero y acato las reglas.

La noche de este sábado se representó en el auditorio Hermilio Hernández de la Casa de la Cultura el monólogo humorístico No me agradezcan la visita, del autor tapatío Dante Medina. La producción corrió a cargo de Casa de Teatro Caminante, fue dirigida por Héctor Monteón y actuada por Juan Carlos Antillón.
Ante unas 180 personas (la mitad de las cuales aún no llegaba cuando la obra comenzó, a las 20:10 hrs.), Juan Carlos Antillón representó de manera muy convincente a los ocho personajes, de personalidades y características diametralmente opuestas, que intervienen en la obra, que se monta por segunda vez en Autlán y que consta de ocho escenas en las que un pretendiente acude a pedir la mano de su novia a sus suegros (de ahí su título).
Cada uno de estos pretendientes representa a un personaje de nuestra sociedad: hay un fresa, un metalero, un ranchero (quizás narquillo), un fracasado, ¡un afeminado! y otros, con actitudes identificables en cualquier persona, sin necesidad de encasillarla en alguno de estos estereotipos. Así, es inevitable que, entre risa y risa, nos preguntemos con cuál de los pretendientes o de sus personalidades nos identificamos más.

Aliviánense, ¿a poco no agarran la onda?

Cada una de las escenas lleva un título en forma de una frase dicha por el pretendiente en turno y que describe en unas cuantas palabras la personalidad de éste. Antes de iniciar cada escena, Dante Medina aparecía desde la entrada al auditorio con un cartel con su título, mismo que colocaba en un caballete de madera sobre el escenario. La escenografía se formó con un par de sillones y una mesita de centro, donde el pretendiente se entrevistaba con sus futuros suegros.
Al final el autor, el director y el actor de No me agradezcan la visita agradecieron sobre el escenario al público por el prolongado aplauso con que los premió y, en voz de Dante Medina, resaltaron al calidad del trabajo de Juan Carlos Antillón y, en general, del teatro que se hace en México.


viernes, 21 de marzo de 2014

Presentación de "Ya nadie es perfecto"



Esta noche en el Museo Regional fue presentada la novela Ya nadie es perfecto, del autor tapatío Dante Medina. La presentación comenzó a las 20:20 hrs. y se desarrolló ante unas 50 personas en el salón de usos múltiples.
La novela fue comentada por su autor, el editor Miguel Uribe y el folclorista Pancho Madrigal, fungiendo como moderador el académico del CUCSur Jesús Medina, quien abrió la velada presentando a los comentaristas.
Miguel Uribe, de la editorial Puertabierta, agradeció la confianza de Dante Medina en su editorial para publicar esta su séptima novela, además de hacer un recuento de los lugares donde se ha presentado y donde se presentará próximamente, incluyendo algunas ciudades de España.
En su oportunidad Pancho Madrigal hizo una completa exposición sobre la obra de Dante Medina y sobre Ya nadie es perfecto. En la primera parte de su intervención previno a los nuevos lectores de Medina sobre la confusión a la que los pudiera llevar su forma de escribir, sin apegarse a esquemas tradicionales en el lenguaje, la gramática y, en general, en la manera de presentar su trabajo. De Dante Medina dijo que es un "constructor de esquemas".
Ya hablando sobre la novela, don Pancho la calificó de "novela transgénero", tanto por el tema (el comercio con órganos humanos) como por contar con elementos de diferentes géneros, como la ciencia ficción o la comedia. Hizo también una descripción completa de la obra, desde el tema y los personajes hasta su distribución en capítulos.
Para terminar, el autor leyó algunos capítulos del libro, en los que pudimos vislumbrar la novedosa forma de abordar un tema tenebroso, como el indiscriminado y cotidiano intercambio y comercio de órganos humanos, con un fondo de humor y aliviane.
Fue de hecho el humor el tema en el que se centró la plática a partir de este momento: el autor estuvo hablando sobre cómo el humor es la principal manifestación de la inteligencia y cómo los grandes autores de la literatura universal se han valido de él para hablar de los asuntos más graves de su tiempo.

lunes, 17 de marzo de 2014

Breve semblanza del Grupo Cultural Proa, de Autlán, Jalisco


Por: Profesor Ignacio Cárdenas

El 17 de marzo de 1949, atendiendo a una invitación del sr. Francisco Espinosa Sánchez, Presidente Municipal, se efectuó en Autlán una reunión con objeto de formar una agrupación que se dedicaría a formar actividades artísticas y ese mismo día quedó integrada llamándosele “PROA”.
El Grupo ha destacado por haber traído visitas de literatos, pintores y músicos que han dejado mucho de su saber y de sus experiencias en esta población. Débese al “Proa” nada menos que la presentación de la Orquesta Sinfónica de Guadalajara, que visitó Autlán el 12 de octubre de 1949, ofreciendo un magnifico concierto bajo la dirección del maestro Leslie Hodge.
Actividades teatrales y otras de índole cultural han completado la labor del “Proa”; pero de entre todas ellas ha destacado la actuación del Orfeón, bajo la dirección del propio sr. Espinosa Sánchez, que ha llevado al conjunto coral a visitar diversas poblaciones: Ciudad Guzmán, Sayula, Ameca, Unión de Tula y la capital del Estado, donde sus méritos son ya conocidos y apreciados.
El Orfeón “Proa” es un conjunto heterogéneo: señoritas de la mejor sociedad en franca camaradería artística con jóvenes obreros, con artesanos, con empleados y profesionistas. Pero esta heterogeneidad en nada perjudica, es una cualidad, porque al actuar el grupo se torna perfectamente homogéneo: disciplina, buena voluntad, deseo de agradar y sobre todo los cantantes sienten la música, no la ejecutan de manera mecánica y fría y en sus interpretaciones transmiten su propio sentimiento al público que los escucha.
El maestro Espinoza Sánchez conceptúa a su propio grupo como UN MODESTO ESFUERZO DE PROVINCIA EN PRO DE LA CULTURA, nosotros valorizamos al Orfeón “Proa” como UN GRAN ESFUERZO PACIENTE Y TESONERO, que solamente en las manos hábiles de una persona con dedicada vocación artística ha podido llegar a su florecimiento.
Comprende su repertorio desde lo popular hasta lo clásico. Tan pronto entonan “El Carretero” o “Las Mañanitas” para saltar a un coral de Bach. Obras para todos los gustos que dan variedad a sus programas. Hemos visto cómo el público un tanto incomprensivo para ciertas obras, ha reaccionado ante lo popular y en medio de ovaciones ha pedido repetición tras repetición de los números mas gustados del programa.
El Orfeón “Proa” no haría mal papel en donde quiera que se presentare, máxime si el público es comprensivo y toma a este ameritado conjunto coral bajo el mismo aspecto que lo toma su director: como un modesto esfuerzo de provincia sin otro deseo que el de superarse cada día en bien de la cultura del pueblo.


Texto presentado en el café literario "Recordando al Orfeón Proa", realizado en el Museo Regional en mayo de 2013.

domingo, 16 de marzo de 2014

Periódicos



Aunque Autlán está alejado y, durante muchos años, estuvo prácticamente aislado de las grandes ciudades de la República, el periodismo es una actividad que se ha realizado aquí desde hace más de un siglo.
Según el Bosquejo histórico de Autlán que publicó don Ernesto Medina Lima en 1990, el primer periódico impreso que hubo en Autlán comenzó a circular en el año de 1897. Este periódico se llamó El Motor, era dirigido por el doctor Francisco Romero y se imprimía en la imprenta del señor José B. Preciado. Aunque don Ernesto no dice cuánto tiempo circuló El Motor ni la información que en él se publicaba, no deja de llamar la atención que en un pueblo de unos veinte mil habitantes y que no tenía comunicación eficaz con poblaciones mayores hubiera las condiciones sociales para que en él surgiera una publicación periódica.
Desde aquél Motor, en Autlán han surgido una buena cantidad de publicaciones periódicas impresas, la mayoría de existencia efímera (menor a un año de circulación), otras que se han publicado por más de una década, algunas pertenecientes a empresas, como la muy bien hecha revista Informina de la Minera Autlán en los años 1960 o el boletín Cooperación, publicado por el Vivero de Árboles de Autlán en los 1940, otros resultado de esfuerzos personales, como el Noticias Regionales de don Guillermo Roldán Llamas de los años 1980 y El Regional en la década pasada… incluso llegaron a coexistir en alguna época hasta tres semanarios.
Con estos antecedentes, el 18 de marzo de 2012 comenzó a publicarse Letra Fría, el primer diario por Internet que se hace en la región y en el que he tenido el privilegio de colaborar desde el principio. Felicidades a Letra Fría en su segundo aniversario.

viernes, 14 de marzo de 2014

En el marco de FILEY se presenta la convocatoria de la Segunda Bienal de Pintura José Atanasio Monroy



Por Lorena Medina

Con el objetivo de invitar a los pintores del sureste mexicano a participar en la Segunda Bienal de Pintura José Atanasio Monroy, se realizó en la ciudad de Mérida, Yucatán una rueda de prensa convocada por el Centro Universitario de la Costa Sur (CUCSur) y Cultura UDG.
El maestro Alfredo Tomás Ortega Ojeda, rector del CUCSur, además de detallar las bases de la convocatoria, comentó que este premio nació en 1999, para fomentar el desarrollo de las artes plásticas en el Occidente y también para rendir un merecido homenaje al gran maestro y pintor autlense.
Por su parte, el maestro Francisco García Martínez, Coordinador de Gestión y Administración de Cultura UDG, explicó la dinámica del registro a través de la página web www.bienaljamonroy.mx para todos aquellos interesados en participar ya sea en la categoría de Noveles Creadores o Artistas Consolidados.
La rueda de prensa se efectuó este jueves 13 de marzo en el Centro de Convenciones y Exposiciones Siglo XXI, sede de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY) que inicio el pasado 8 de marzo y concluirá el domingo 16, feria en que la Universidad de Guadalajara es invitada de honor.

miércoles, 12 de marzo de 2014

Ramón Rubín: Coproducción México-URSS de un vecino de Autlán

Foto tomada de La Voz del Norte.


El 15 de mayo de 1986 el periódico local Noticias Regionales, dirigido por Guillermo Roldán Llamas y que se publicaba quincenalmente, reprodujo esta nota de José Luis Carabes, que apareció originalmente en el diario tapatío El Occidental y que trata sobre la producción literaria de Ramón Rubín, notable escritor y, en esa época, gran animador de la vida cultural autlense. Enseguida transcribimos la nota:

"El Seno de la Esperanza, relato de Ramón Rubín -novelista avecindado en Autlán- fue adquirido en doscientos cincuenta mil pesos por Alberto Isaac, con el propósito de filmar una coproducción mexico-rusa.
Rubín no es primerizo en estas lides. Ya le han filmado dos de sus relatos: En Carne Propia y Los Cuervos Están de Luto.
(Por indicaciones de Emilio Carballido, el dramaturgo Hugo Argüelles realizó -sin consultar a Rubín- una adaptación de El Duelo, cuento que Ramón había publicado en El Nacional. De este trabajo de Rubín-Argüelles se rodó la cinta Los Cuervos Están de Luto.
-Me han comprado los derechos de diez de mis obras y sólo se han filmado dos-, revela Rubín. El Seno de la Esperanza es una obra muy difícil de llevar a la pantalla, ya que se desarrolla en un barco camaronero. Las películas realizadas en exteriores son demasiado costosas.
A Rubín, económicamente hablando, no le va demasiado mal con sus productos literarios, tan solo porque se desdobla o se triplica.
Víctima en otros tiempos del ninguneo de Alfonso Reyes y de Agustín Yáñez, ahora en Guadalajara está a punto de agotarse el libro que escribió Rubín sobre Pedro Zamora.

La megalomanía ranunculácea y la explotación de las ranas

Las nuevas generaciones de lectores o de analfabetas saben que Zamora es el protagonista de El Llano en Llamas, primer y penúltimo libro del póstumamente endiosado señor don Juan Rulfo.
Según su editor Juan Francisco González (aunque para efectos hacendarios insiste en que sólo es impresor), el libro Pedro Zamora se ha vendido sorprendentemente casi en su totalidad, en un establecimiento farmacéutico que se encuentra en la confluencia de la avenida de las Américas y de la calle Morelos.
Rubín también es autor de libros de texto de índole técnica. Se divierte escribiendo sobre piscifactorías, sobre el debatido tema de la explotación de las ranas (y no hablo de la fábula de la rana que deseaba ser toro en una inflación de su megalomanía ranunculácea). Las regalías que semestralmente no exceden la centena de miles, a Ramón se le olvida cobrarlas.
Ahora se dispone Rubín a volver a su género predilecto, la monografía lírica. Cuando era crédulo, escribió sobre Chapala y sobre Cajititlán. Ahora que sabe que ambos vasos ya no tienen remedio, debido a la codicia de los explotadores, se ha refugiado en una casa con huerta, a redactar un libro cariñoso "que no poético" sobre Autlán: tierra de metedólares, de trabajadores migratorios y de jitomateros, en donde otra vez Ramón se tropieza con el problema del agua, ya que más de 100 bombas de alta succión (diez pulgadas) bajan el nivel de los mantos freáticos hasta tres metros por año."

viernes, 7 de marzo de 2014

Inventario de monumentos 20: Placa de la primera sede del Seminario



En la fachada de la casa marcada con el número 74 de la calle de José María Morelos, muy cerca del templo de la Purísima, hay una placa que recuerda que en esa finca estuvo la primera sede del Seminario de Autlán.
La placa está hecha de metal y montada con clavos sobre el muro de adobe de la casa, más o menos a dos metros de altura, por lo que es fácil que pase desapercibida para los peatones. Luce en buen estado, aunque le vendría muy bien una repintada de las letras y el fondo, que alguna vez fueron doradas y negro, respectivamente.
La placa luce la siguiente leyenda:

ESTA CASA
FUE SEDE PRIMERA DEL
SEMINARIO DIOCESANO DE AUTLÁN
DESDE 1961 HASTA 1966
OFRECIDA GENEROSAMENTE
POR LA
SRA. MA. GUADALUPE GOMEZ REYNAGA
AUTLAN, JAL. 29 DE OCTUBRE DE 1996

En 1961, año en que comenzó a funcionar el Seminario, fue el mismo en que el papa Juan XXIII fundó la diócesis rivoriense, con sede en Autlán. En 1962 se colocó la primera piedra de las actuales instalaciones del Seminario, que se pondrían en funcionamiento cuatro años después.
Mientras vivieron en esta casa de la calle de Morelos, los seminaristas eran asistidos por algunas familias autlenses, cuyas amas de casa les lavaban la ropa y preparaban de comer.

jueves, 6 de marzo de 2014

Pedro Zamora "El Zorro de Jalisco"


Pedro Zamora "El Zorro de Jalisco" es un libro del cronista tulense Moisés González Urista, el segundo donde trata temas históricos. En éste hace una reseña biográfica de Pedro Zamora, bandido "revolucionario" que asoló una amplia región del suroeste de Jalisco durante los años siguientes al inicio de la Revolución maderista, basándose en información obtenida de entrevistas con personas que presenciaron algunos de los episodios de las correrías de Zamora por la región, lo que constituye una importante contribución a la microhistoria tal y como la concibió Luis González.
El libro, que cuenta con una introducción del mismo autor, está dividido en 63 capítulos en dos tomos, donde se cuentan, a manera de anécdotas y sin un estricto orden cronológico, tanto episodios de la vida del protagonista como del entorno de la región en la época, así como de la situación política del país. De esta forma, hay un capítulo donde se narra el episodio del segundo asesinato cometido por Pedro Zamora, en Atemajac de las Tablas (hoy de Brizuela), en otro se cuenta el asesinato de unos indígenas en la hacienda de El Jazmín por tomar leña propiedad de la hacienda sin permiso y en otro se narra una reunión entre Carranza y sus lugartenientes. De esta forma, el lector obtiene información con el enfoque y los detalles que solo dan las narraciones de quienes vivieron personalmente los hechos, conociendo mejor cómo fue en nuestra región un episodio de nuestra vida nacional que la Historia con mayúscula se ha encargado de ir alejando de nuestra vida cotidiana. Se incluye, además, una galería fotográfica y una lista de las personas que fueron entrevistadas para la realización y una amplia bibliografía.
Sin embargo, el libro adolece de serios problemas en el cuidado de la edición. Existen constantes fallas en la ortografía y redacción, además de inexactitudes en algún dato citado. Lo de la redacción y la ortografía podría no considerarse tan grave, aunque después de un rato de leer puede resultar cansado y tedioso por los errores en la puntuación (existen puntos o comas que cortan frases, diálogos donde se pierde la secuencia de quién está hablando y cosas así), pero lo de las inexactitudes sí es más delicado. Por ejemplo, en el episodio de la toma de Villa Purificación el 22 de abril de 1914 se transcribe el Corrido de la Saxofona de Pancho Madrigal diciendo, en una parte, que se comenzó a cantar unos meses después de la fecha mencionada cuando en realidad fue compuesto por Pancho Madrigal hace relativamente poco tiempo.
Para terminar, puede concluirse que el autor, quien desde 2012 es miembro honorario de la Asociación de Cronistas Municipales del Estado de Jalisco, cuenta con lo más importante, que es la información de testigos de los hechos y la intención de darla a conocer masivamente, únicamente le falta un buen cuidado de la edición y asesoría en la metodología.
Los dos tomos de Pedro Zamora… pueden conseguirse (por separado o encuadernados juntos) en la mayoría de las librerías de la región.


Ficha técnica:
Autor: GONZÁLEZ Urista, Moisés
Título: Pedro Zamora "El Zorro de Jalisco"
Primera edición
Edición del autor
Mayo de 2009.
628 pp.

domingo, 2 de marzo de 2014

Circo Pizzicato en el Carnaval 2014



Esta noche en el foro de la calle Ernesto Medina Lima, sede del programa cultural del Carnaval, tuvo lugar un buen espectáculo circense, realizado por el grupo Circo Pizzicato, de Guadalajara, dirigido por César Omar Barrios. El evento comenzó a las 20:05 hrs. y fue presenciado por varios cientos de personas que llenaron las sillas que se colocan frente al escenario, el portal Juárez y el jardín Constitución.
El espectáculo de Circo Pizzicato está compuesto por una serie de rutinas de circo clásicas, con malabares, acrobacias gimnásticas, juegos aéreos y escenas humorísticas, estas últimas con la particularidad de utilizar como principal herramienta alguna prenda de vestir: una gabardina en el caso del personaje femenino y una camiseta y los calcetines del personaje bebé.


Los siete integrantes, cuatro actores y tres músicos (violín, teclado y guitarra), aparecen ataviados con ropa de los años 20, misma época de la que es la música que sirve de fondo a la presentación, que además es ejecutada en vivo. Es notable la capacidad de improvisación del grupo y su facilidad de adaptación al espacio disponible para presentar un espectáculo de calidad.
Esto último quedó comprobado con la reacción de la parte más exigente de cualquier público: el espacio que queda entre las sillas y el escenario fue abarrotado por niños (además, claro, de algunos fotógrafos), que permanecieron ahí durante todo el evento y participaron activamente en el último número de la noche, cuando los actores los invitaron a subir al escenario a bailar con ellos la música griega (Zorba el Griego) que interpretaban los músicos.


jueves, 27 de febrero de 2014

Breve historia del Callejón del Vicio


Uno de los elementos de identidad del moderno Carnaval de Autlán es, sin lugar a dudas, el Callejón del Vicio. Dejando a un lado la polémica sobre las molestias y perjuicios que causa a sus vecinos y la conveniencia o no de reubicarlo, el Callejón tiene mucha importancia desde el punto de vista económico, pero quizás más desde el punto de vista social, al ser el lugar donde acaso se cumpla con mayor cabalidad una de las principales características de un Carnaval: el desenfreno y el olvido de los trabajos y penurias de todo el año mediante la socialización y el disfrute del placer.
Aunque la historia del Callejón es muy breve, comparándola con los casi 200 años que tiene el Carnaval, es bueno que entre cántaro y cántaro (o entre litro y litro o michelada y michelada) nos detengamos a pensar cómo fue que inició esta actividad.
El iniciador del Callejón del Vicio, aunque sin tener idea de la trascendencia que llegaría a tener, fue el señor Eduardo Díaz. Él asistió a las Fiestas de Octubre de Guadalajara en 1984, donde le llamaron la atención unos puestos de lámina de la refresquera Squirt, en los que se vendían cántaros con refresco de toronja mezclado con limón y sal. En ese viaje a Guadalajara también conoció el restaurante Cazuelas Grill, famoso por servir bebidas preparadas en unas cazuelitas de barro.
De estas dos ideas, Eduardo Díaz formó el concepto de los puestos de cantaritos con bebidas preparadas, instalando el primero de ellos en el Carnaval 1985, por la calle Bárcena, a un lado de la entrada a la Plaza de Toros. El permiso municipal le costó $30,000.00 pesos por los diez días de Carnaval (todavía no se le quitaban los tres ceros al peso). En esa época los cantaritos se servían con mezcal de Tonaya, que se traía en garrafas, refresco de toronja, un poco de hielo y fruta. Aquí, el señor Díaz asegura que les llegó a servir cantaritos a Chico Che y a Carlos Santana.
A partir del Carnaval 1988, él y los otros dos vendedores que ya había fueron reubicados a la Alameda, donde permanecieron dos Carnavales. Fue tanto el éxito de esta nueva actividad carnavalera que para 1989 ya eran 18 los puestos de cantaritos, ocupando el costado que da a la calle Constitución y a la escuela Paulino Navarro. Para 1990 comenzaron los primeros intentos por reglamentar a los puestos de cántaros: se les obligó a vender solamente bebidas que vinieran en botellas cerradas, ya no en las garrafas de Tonaya, los puesteros comenzaron a vender casi únicamente en vasos de unicel y fueron nuevamente reubicados, ahora a su actual sede de la calle Obregón.
En este nuevo lugar el conjunto de puestos de cantaritos recibió del pueblo su nombre de Callejón del Vicio, que algunas autoridades municipales han querido cambiar (infructuosamente) por el timorato de “Callejón de la Alegría” o “del Gusto”.
Desde que llegó a la calle Obregón el callejón no ha hecho más que crecer: ahora ocupa más de la mitad de la cuadra de esta calle entre Juárez y Bárcena, más casi una cuadra completa de esta última calle, los puestos ya casi no ofrecen cántaros pero sí una diversidad de bebidas e instalaciones que van desde la imitación de un antro hasta un simple puesto de metal, los precios de los permisos han tenido aumentos periódicos y las quejas de los vecinos han llegado a debates más o menos intensos en el salón de Cabildos del Ayuntamiento de Autlán, en la prensa y en las redes sociales.
Los intentos de la autoridad por reglamentarlo, más bien tímidos, han sido arrasados por la afición, ya irrefrenable, de los autlenses y visitantes hacia este espacio. Solo hay que recordar el intento de reubicarlo al interior del salón Mutualista, que tuvo que ser revocado ante las protestas de la gente y lo impracticable de la decisión.
Esto es solamente un breve esbozo de la evolución del polémico Callejón del Vicio, tan exitoso que ya ha sido copiado en lugares como El Grullo y Casimiro Castillo y tan polémico que cada año resurgen las exigencias de algunos por reubicarlo y la defensa de otros por mantenerlo en su lugar. Sea cual sea el concepto que tengamos de él, es ya un símbolo de nuestro Carnaval.

Fuentes:
  • Entrevista con el señor Eduardo Díaz Silva.
  • Entrevista con el señor Francisco Javier Salazar Mora.