viernes, 30 de noviembre de 2012

Ecos de la FIL en la EPRA

Dunja Detoni-Dujmic (izq.) y la traductora Edith Uribe.


Esta tarde el auditorio de la prepa se llenó con unos 150 estudiantes (y algunos visitantes externos) para presenciar el segundo evento del programa Ecos de la FIL que se desarrolla aquí este año. Hoy tocó la visita de la escritora croata Dunja Detoni-Dujmic, quien sostuvo un diálogo con los alumnos. El acto comenzó a las 12:40 hrs.
La autora estuvo acompañada por su traductora, Edith Uribe, y por la doctora Zeljka Lovrencic, representante de la Sociedad de Escritores Croatas. La primera y mayor parte de la plática corrió a cargo de la señora Dujmic, quien hizo una semblanza en inglés de su obra, traducida frase por frase por Edith Uribe. Comenzó diciendo que ella ha escrito 16 libros, "porque no era muy buena para otra cosa". Hizo, entre otros trabajos, cuatro libros de poesía y la primera historia de las mujeres en la literatura croata, donde recopila el trabajo y los datos de 161 escritoras posteriores a la II Guerra Mundial. También ha ganado varios premios internacionales.
Enseguida, en un auditorio adornado por decenas de banderitas de Croacia y de México, explicó cada uno de sus cuatro poemarios: mencionó el tema de cada uno de ellos (que van desde los héroes de la Grecia clásica, los miedos urbanos en la Croacia de la última guerra balcánica hasta la ecología), el sentido de algunos de los poemas, su forma y proceso creativo. Describe, por ejemplo, su libro Colección de cartas, que está hecho con una técnica consistente en que del lado izquierdo aparecen fragmentos de cartas hechas en diferentes décadas del siglo XX, que contienen parte de la historia del país balcánico y algunas reflexiones sobre ella. Del lado derecho aparecen los poemas contemporáneos, donde se muestra que se habla de los mismos sufrimientos, felicidad, etc.
Al final la escritora leyó, en su lengua natal, algunos de sus poemas, leídos inmediatamente después en español por la traductora. Esto permitió, además de conocer parte de su obra, escucharla en vivo en idioma croata.
Después de la plática siguió una nutrida sección de preguntas y respuestas, donde los estudiantes cuestionaron sobre asuntos como sus fuentes de inspiración, algunos pasos específicos de su proceso creativo, la edad a la que comenzó a escribir, las personas que la inspiran, entre otros.


La segunda parte del evento, que fue mucho más breve, consistió en unas palabras de la doctora Lovrencic. Ella es hispanista, traductora castellano-croata y viceversa e investigadora en letras hispánicas, además de promotora de la literatura y cultura de su país. Ha traducido alrededor de 30 libros del español al croata, entre los que están algunos de Carlos Fuentes, Juan Rulfo, Ernesto Sábato y autores chilenos. Desde hace cinco años vive en Chile.
Presentó algunas de las publicaciones de la Sociedad de Escritores Croatas, de las que dejó algunos ejemplares para la EPRA. Habló sobre la relación de estos escritores con la literatura hispanoamericana, cuyos autores son bien conocidos en su país. Ella también respondió preguntas del auditorio, sobre temas como influencia de la literatura hispanoamericana en los autores de Croacia, el origen de su interés en esta materia o sus escritores favoritos, entre los que mencionó a Carlos Fuentes.
A todos los asistentes se nos entregó un tríptico con datos de la carrera de Dunja Detoni-Dujmic y la traducción al español de su poema Que sea lo que sea, que compartimos enseguida:

Que sea lo que sea.

Te vas por el campo que un millón de años
Fue untado de colores negro y blanco:
Tu pie izquierdo y el derecho despacio
Oyen como la espada cruje bajo los pasos,
Como el perro salta sobre las aguas corrientes,
A través de las hierbas que se mecen y
que escaparon sus cabezas a último momento.
Cada paso termina demasiado rápido
Hace lo suyo y desaparece;
Mejor reconoce que no sabes mucho
Y que no estás tan bien de la vista.
Y mientras piensas se multiplican los campos,
En alguna parte tierra negra, en
otra solo broma sin gracia,
Tus pies las amarran,
El izquierdo va para arriba,
el derecho de lado,
El muerto por el vivo,
Del bien al problema,
Y que todo esté listo,
Sin estúpidas despedidas,
Listo para que descubras la razón,
para descascararlo hasta su esencia.
Y entonces que sea lo que sea.
Publicar un comentario