jueves, 1 de noviembre de 2012

No hay que dejar morir a nuestros muertos



Anoche en el Aula Magna del CUCSur el grupo de teatro Chicos LIE del plantel Autlán de la Universidad Pedagógica Nacional presentó la obra No hay que dejar morir a nuestros muertos, en el género de teatro de revista. La función comenzó poco antes de las 20:30 hrs. y fue presenciada por apenas unas 20 personas.
La obra comienza con tres ancianos reflexionando sobre el significado de la muerte y la forma en que se convive con ella en México, intercalando algunas consideraciones filosóficas con chistes o frases chuscas. Estos personajes son el hilo conductor de la obra, aparecen también a la mitad del programa y al final. De hecho, estos ancianos y el discurso de rescatar las tradiciones mexicanas relativas al día de muertos y rechazar la costumbre anglosajona del Halloween son lo único que tienen en común todas las historias y personajes que aparecen en la obra.
Hay un sketch de cuatro muertos que vienen a visitar a sus parientes vivos en su día, para encontrarse uno de ellos con que no le prepararon una ofrenda adecuada. Con tristeza se da cuenta de que ya lo están olvidando (lo están dejando morir) y regresa al Más Allá a esperar que el siguiente año le vaya mejor. La obra se complementa con un largo diálogo entre dos catrinas, consistente en críticas y chistes sobre personajes de la política mexicana.
A lo largo de la representación se utilizan efectos de audio, como el eco, en algunos parlamentos, sobre todo los que dicen los personajes muertos. En diálogos largos, como el de las catrinas, el efecto puede resultar molesto. Sin embargo, el grupo ha mejorado mucho la naturalidad de sus actuaciones individuales y la calidad general de su montaje.
Esta noche volverán a presentar esta obra en el foro de la Alameda, en punto de las 20:00 hrs.
Publicar un comentario en la entrada