domingo, 6 de noviembre de 2016

Artes y oficios 10: Daniel Vizcarra Ríos, chicharronero



En la colonia Echeverría, exactamente en la esquina de las calles de Rosario Castellanos y Luis G. Urbina, desde antes de las 7 de la mañana de los sábados y domingos, comienza a percibirse mucha actividad, que contrasta con la quietud de la madrugada: es que ya arrancó la preparación de los chicharrones, carnitas, bandera, cachete, tripitas, cueritos y todo lo que se puede aprovechar del cerdo. A esa hora ya hay gente esperando a comprar el desayuno, que se puede acompañar con frijoles, salsas, limón y tortillas.
Ese es el negocio de Daniel Vizcarra Rios, quien junto con su esposa Blanca, sus hijos y los empleados del lugar, siempre de buen humor, atiende a las personas que llegan a comprar el desayuno para ese día, quienes provienen lo mismo de las colonias cercanas que del centro y aun del otro extremo de Autlán. Se puede ver trabajar a Dany en los cazos mientras los clientes escogen el producto, dispuesto en unas vitrinas y separado por tipos: allá las tripitas, más abajo la "bandera", de aquel lado los duros (chicharrón preparado con la piel del cerdo), acá las "zurrapas" (pedazos menudos de chicharrón, ideales para los tacos), del otro lado los chicharrones... todo, desde luego, recién preparado por Daniel.
Daniel inició en el oficio simplemente por gusto: desde niño solía ir al rastro de la ciudad, a ver cómo trabajaban los chicharroneros y cómo se preparaba el cerdo para poderlo cocinar. Así aprendió, de vista al principio y luego en la práctica, técnicas para que la carne estuviera bien cocida: tiempo de precalentamiento del cazo, tiempo de cocción, condimentos, orden en el que deben echarse al cazo las piezas de cada parte del cerdo. Descubrió además una receta (secreta) para que a la gente le gustara el producto y que, a juzgar por la cantidad de clientes que atiende actualmente, funcionó muy bien.


Tiene en el lugar casi 10 años, siempre con buena demanda y, aunque a veces anda un poco apurado, lo hace con cariño. Solo trabaja el fin de semana en la preparación del chicharrón y demás derivados, pero entre semana se encarga de buscar los mejores ingredientes, desde la carne hasta los productos para las salsas, para que el cliente pueda saborear un rico desayuno el sábado o el domingo. En ocasiones lo contratan para eventos privados, donde siempre sigue los protocolos de preparación para que los anfitriones e invitados puedan saborear la mejor comida.
No existe en Autlán una sociedad o asociación de chicharroneros, pero hay un aproximado de 8 practicantes independientes de este oficio, más los que tienen carnicería y aprovechan su negocio para preparar chicharrones. Los que son independientes, como él, le dedican un poco de más tiempo para poder buscar los productos de buena calidad.
Daniel piensa seguir realizando su oficio mientras tenga salud, ya que es algo que le gusta, ver que la gente saborea su producto y que se va satisfecho. Por lo pronto solo los fines de semana se pueden comprar sus productos de 7 de la mañana a 3 de la tarde, aunque últimamente termina temprano, pues la clientela ha crecido. Se le puede contratar para eventos particulares en el teléfono 317-104-8075.


Publicar un comentario