jueves, 13 de julio de 2017

Ex alumnos entregan reconocimiento al doctor Nabor de Niz


Esta mañana en el restaurant Nápoles los alumnos de la generación 1972-75 de la Escuela Preparatoria Regional de Autlán organizaron un desayuno en el que entregaron al doctor Nabor de Niz, quien fuera su maestro y director en la preparatoria, un reconocimiento con motivo del Premio Jalisco en el ámbito cívico ganado recientemente por el doctor.
Fueron trece los ex alumnos que se dieron cita al desayuno, aunque con la representación de toda la generación, muchos de cuyos integrantes viven fuera de la ciudad. En un ambiente de amistad y camaradería, algunos de los asistentes tomaron la palabra para agradecer al doctor Nabor su trabajo desinteresado a favor del desarrollo social y material de Autlán. Enseguida, le hicieron entrega de una placa en la que manifiestan el reconocimiento por el ya mencionado Premio Jalisco:


La reunión continuó por cerca de dos horas, en las que los alumnos recordaron anécdotas de su paso por la preparatoria, como el asalto que sufrieron sus instalaciones a manos de un grupo de porros y que dejó algunos estudiantes seriamente heridos, los sacrificios que algunos tenían que hacer para venir a estudiar a Autlán y hasta la visita de estudios a la morgue del hospital de Las Montañas. Un comentario recurrente fue el que la suya fue una generación "de cambio", que marcó el inicio de una nueva época en la disponibilidad de servicios educativos en Autlán.
El doctor Nabor, por su parte, narró la experiencia de la ceremonia de entrega del Premio Jalisco, así como el proceso para que se lo otorgaran, desde la presentación de su candidatura por la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, la adhesión a ella de diversos grupos, instituciones y empresas de nuestra región y el otorgamiento, que calificó de inesperado.
Se habló durante la reunión de cómo en esta generación de estudiantes se logró que en Autlán existiera una preparatoria dependiente directamente de la Universidad de Guadalajara y que se abriera en el pueblo un centro de estudios de licenciatura de esa casa de estudios (la Escuela de Agronomía), ambas como primeras escuelas en su tipo ubicadas fuera de la ciudad de Guadalajara. El doctor abundó en este tema recordando que, a principios de la década de 1960, el hospital de Las Montañas fue también el primer hospital declarado Hospital Universitario, es decir, que en él podían hacer prácticas profesionales los estudiantes y pasantes de medicina, bajo el dictamen de tres de los profesores de medicina más estrictos de la Universidad. En él se hicieron también, en esa época, las primeras cirugías de tórax en Autlán y la región, lo que permitió salvar muchas vidas.
La reunión, sencilla y emotiva, terminó con el buen sabor de boca de presenciar el reconocimiento, en vida, a uno de los grandes personajes de la historia reciente de Autlán.


Publicar un comentario